Últimamente ha visitado la [series].
¿Ya ha encontrado su bicicleta?

Ir a la [series] o Ir a la [product_category]

Últimamente ha visitado la [bike].
¿Ya ha encontrado su bicicleta?

Ir a la [bike] o Ir a la [product_category]

En su última visita ha configurado una [bike].
¿Desea abrir su configuración?

Ir a mi configuración o Ir a la [product_category]

Seleccione su región
Please choose a region

¿No usa la técnica más reciente?

La versión de su navegador no soporta todas las funciones de nuestra página web.
Por favor, actualice su navegador.

Expedición a Chile: ascensión al Ojos del Salado en bicicleta eléctrica

Vaya por delante la extraordinaria capacidad que ha demostrado el equipo formado por el fotógrafo Mike Fuchs y por los colaboradores de Riese & Müller Sebastian Gerl y Pitt Schmidt, a pesar de no haber podido conquistar el Ojos del Salado, la montaña más alta de Chile, en bicicleta eléctrica. Con la Delite mountain llegaron hasta los 6.250 metros de altitud tras enfrentarse a todo tipo de fenómenos meteorológicos, incluidas tormentas eléctricas y grandes nevadas. Sin duda alguna, algo de lo que todo el equipo debe sentirse más que orgulloso.

El viaje partió de la ciudad chilena de Caldera, a orillas del Pacífico, y prosiguió tierra adentro para recorrer los 400 km hasta el Ojos del Salado, pasando de un desnivel de 0 metros hasta los 6.250 metros de altitud. El primer día se recorrieron unos 128 km y se llegó a una altitud de 2.000 metros, atravesando las gigantescas dunas del desierto de Atacama bajo un sol abrasador. Para el equipo fue un alivio que la Delite mountain contara con suspensión integral. Dado que es extremadamente difícil rodar por la arena del desierto, la única alternativa es pasar por tarteras, cuyas irregularidades salvó sin problemas la Control Technology de la Delite mountain.

Los días que siguieron también estuvieron marcados por un clima desértico y un calor extremo en las horas diurnas. Después de otros 250 km, la expedición llegó al pie del Ojos del Salado, a una altitud de 4.400 metros.

Descenso brusco de las temperaturas

En la región montañosa de Ojos del Salado el tiempo es especialmente problemático. Las tormentas nocturnas con fuertes ráfagas de viento y 50 cm de nieve virgen enfrentan al equipo a nuevos desafíos. A pesar de estas duras condiciones, los miembros de la expedición pasan del campo alto situado a 5.200 metros de altitud al siguiente campo alto, ubicado a 6.005 metros.

Ascenso hacia la cima

Nieve, nieve y más nieve. A pesar de ello, el 20 de enero de 2017 el equipo inicia el ascenso para intentar coronar la cima del volcán más alto del mundo con la Delite mountain. Brilla el sol, pero la gran cantidad de nieve unida a la pendiente extrema de la ruta hacen imposible escalar la montaña con la bicicleta. No queda otra que empujar la bici: una empresa muy difícil con nieve alta y rocalla. Además, el mal tiempo vuelve a arreciar con más tormentas y más nieve. A los 6.250 metros de altitud, el equipo decide abandonar. Tienen ante sí un glaciar con nieve que les llega hasta la cadera y que les impide seguir avanzando, tanto a ellos como al resto de alpinistas que están intentando ascender hasta la cima. "Apenados, pero también felices de haber llegado tan lejos, marcamos el hito alcanzado y nos congratulamos por ello. Son 6.250 metros, apenas 600 metros por debajo de la cima. Después de las fotos de rigor para recordar esta hazaña, decidimos abandonar rápidamente la situación de peligro en la que nos encontramos", escriben los expedicionarios en su blog. Riese & Müller también les da la enhorabuena.

Ojos del Salado tiene una altitud exacta de 6.883 metros y es el volcán más alto del mundo. Solo se puede acceder a la cumbre durante el verano austral, entre los meses de diciembre y marzo, cuando las temperaturas son más suaves.